En blog

Mucho se ha hablado sobre los beneficios que los baños de vapor tienen en el cuerpo, específicamente con respecto a la salud, pero hay algunos aspectos de esta clase de baños que desconocemos por completo, y que en esta ocasión mencionaremos esperando que esta información sea de su interés y agrado.

  • Empecemos con los beneficios, que aunque probablemente muchos de ustedes ya conozcan, no está de más mencionar. Los baños de vapor no ayudan como tal a perder peso como algunos piensan, pero sí a desechar toxinas que el cuerpo no necesita, por lo que si la pregunta es si el baño de vapor o sauna es bueno para la salud, la respuesta es sí, siempre y cuando no se abuse de él, ya que además de todo, mantiene la piel limpia y libre de impurezas. Otro de los beneficios que este tipo de baños ofrecen es que son excelentes para la relajación del cuerpo, incluyendo los músculos, y ayudan a que desaparezca el dolor en las articulaciones.
  • Hay quienes piensan que pasar en el baño de vapor largo tiempo puede aumentar los beneficios de los que hablamos, pero lo cierto es que lo más recomendable es estar entre 15 y 20 minutos dentro; a menos que se tenga la costumbre de acudir frecuentemente a tomar estos baños, se aconseja que la persona empiece con sesiones de cinco minutos en los primeros días y luego vaya aumentando el tiempo poco a poco.
  • Como tal, un baño de vapor debe ser seguro si no se excede del tiempo recomendado, sin embargo, puede haber personas que por su condición no deban hacer uso de estos baños. Por ello, si no se goza de perfecta salud o se padece alguna enfermedad crónica, lo mejor es hablar con el médico sobre esta técnica y solo hacer uso de ella si él da su consentimiento, de lo contrario será mejor abstenerse, ya que se pueden tener complicaciones en la salud.

¿Quiénes deben evitarlo?

  • Personas con problemas del corazón.
  • Presión arterial elevada.
  • Quienes cuentan con enfermedades de la piel.
  • Quienes padecen de asma.
  • Si se tiene fiebre.
  • Lesiones o inflamaciones en cualquier músculo o articulación.
  • Quienes han tomado alcohol o alguna droga.
  • Ancianos
  • Mujeres embarazadas.
  • Niños.
  • Existen dos posibilidades, la de acudir a los baños de vapor o la de contar con uno propio en casa. En la primera, debemos esperar y cruzar los dedos pensando que se lleva a cabo una limpieza diaria de estos baños, pues pongámonos a pensar en la cantidad de personas que diariamente entra en ellos, por lo tanto, si no se tiene una limpieza adecuada podrían ser focos de infección latentes. En caso de tener un baño de vapor en casa, el riesgo de contraer enfermedades o infecciones es menor, porque la cantidad de personas que ingresan en él es mucho más reducido, sin embargo, esto no quiere decir que no se deba tener la misma limpieza, sino todo lo contrario, esto es necesario para mantenerlo libre de hongos y bacterias que pudieran llegar a ser nocivas para la salud.
  • ¿Cada cuándo? Lo más recomendable es que una persona sana se dé un baño de vapor dos o tres veces por semana.
  • Deshidratación. Como sabemos, al tomar un baño de vapor se pierden muchas toxinas pero también agua, para no deshidratarse es aconsejable tomar agua antes de ingresar en el baño. Quienes sufren problemas por deshidratación o están cursando con alguna enfermedad que los mantiene deshidratados no deben hacer uso de este tipo de baños.
  • ¿Dónde encontrarlos? Existen ciertos lugares públicos en donde se puede encontrar el servicio de baños de vapor, entre ellos se encuentran los gimnasios o centros deportivos, spa, hoteles o inclusive el servicio de estos baños como negocio exclusivo, pero si ustedes disfrutan mucho el tiempo que pasan en el baño de vapor, no descarten la posibilidad de contar con uno propio dentro de su hogar.
  • ¿Cuál es su origen? Se dice que este tipo de baños nacieron en Finlandia, aunque hay quienes aseguran que en Turquía, ya que en muchos lugares a este tipo de baños se le conoce como baño turco. Sin embargo, en México también se le llega a llamar temazcal, por lo que no se sabe con exactitud en donde se llevó a cabo el primer baño de vapor.

Quizá haya muchos datos que ya conocían sobre estos baños y algunos otros de los que jamás habían oído hablar, pero como podemos ver, existen muchas curiosidades y datos interesantes alrededor de este tema.

Si desean contar con su propio baño de vapor dentro de su hogar, deben saber que es cien por ciento posible, siempre y cuando acudan con los expertos. En Valvo contamos con dos marcas de renombre en el mercado, que les permitirá tener y disfrutar de este baño dentro de su hogar y disfrutar de sus múltiples beneficios de manera responsable. Para nosotros es un gran orgullo poder ponerlas a disposición de nuestros clientes, pues sabemos de su excelente calidad por lo que no dudamos en recomendarlas ampliamente, ya que ambas se caracterizan también por la tecnología que utilizan para crear las diferentes piezas que deben componer estos baños.

Si desde hace tiempo han querido disfrutar de estos baños dentro de su casa, no esperen más y háganlo posible, lo único que tienen que hacer es comunicarse a cualquiera de nuestras líneas telefónicas para que podamos asesorarlos y empezar a planear este interesante proyecto del que seguramente podrán disfrutar durante muchos años.

Pueden estar seguros de que al comunicarse con nosotros recibirán en todo momento una atención de primera por parte de nuestro equipo de asesores, quienes se encuentran totalmente comprometidos con la satisfacción de nuestros clientes. Si lo que desean es un presupuesto o tienen dudas acerca de nuestros productos, no duden en dejarnos sus datos en nuestra página de internet y nosotros nos pondremos en contacto con ustedes a la brevedad posible para atenderlos y que cuanto antes puedan disfrutar de nuestros productos, y por lo tanto, de espacios con los que siempre han soñado.

Posts recientes
0

Escribe una palabra y pulsa enter