En blog

El equipo de redacción de Valvo les da la más cordial bienvenida a una nueva publicación de este sitio web en el que encontrarán información útil y de interés en torno a los productos de nuestro catálogo. En la presente entrada les hablaremos sobre algunas de las ventajas que proporciona tomar recurrentes baños de vapor. No olviden contactarnos si desean instalar este tipo de baños dentro de su hogar o negocio.

Las duchas de vapor son simples de usar, asimismo, son altamente efectivas y ofrecen muchos beneficios; si alguna vez han estado en un gimnasio o en un complejo de spa de lujo, es probable que se hayan encontrado con una ducha de vapor. Este tipo de baños crea una sensación de relajación con una serie de beneficios adicionales, que van desde la recuperación efectiva después del ejercicio, hasta el manejo del estrés. Por ejemplo, con tan solo una sesión de ducha de vapor por semana, pueden observar una mejora sorprendente tanto en su salud física como en su bienestar mental.

Pero, antes que nada ¿Qué es una ducha de vapor? También conocidas como baños de vapor, datan de la época romana. Son exactamente lo que se esperaría de su nombre: una instalación de ducha llena de vapor, las  cuales vienen en diferentes tamaños y diseños, y pese a las variaciones que puedan tener, todas funcionan por igual y logran los mismos resultados y beneficios.

Ahora bien, ¿Por qué utilizar baños de vapor? Seguramente sería más fácil saltar a una ducha regular después de un duro entrenamiento o para liberarse del estrés al final de un largo día. Sin embargo, muchas personas prefieren tomar 20 minutos de su día para sentarse y relajarse en una ducha de vapor, esto se debe a los beneficios que implica a diferencia de los baños convencionales.  Mencionémoslos a continuación.

  1. Cuidado de la piel. Uno de los beneficios más notables de la ducha de vapor es el que brinda a la piel, ya que se trata de una excelente opción para mantener a la piel sana y brillante. Muchas personas hacen de las duchas de vapor una parte importante de su rutina de belleza por este motivo. El secreto para lograr los mejores resultados es usar una ducha de vapor tres veces por semana, de 10 a 20 minutos por sesión. La consistencia es clave puesto que nuestra piel acumula suciedad, aceites y toxinas cada día, sin embargo el uso frecuente de una ducha de vapor ayuda a eliminar estos factores degradantes y a mantener a la piel lo más saludable posible.  Siendo más precisos, con el uso regular los beneficios que se experimentarán son los siguientes: el vapor abre los poros, permitiendo que la piel respire y transpire con más libertad; el aumento de la sudoración en cada sesión permite que la piel elimine la suciedad, los aceites y las toxinas que se acumulan cotidianamente; la piel seca se hidrata; puede reducir u ofrecer alivio al problema del acné;  suaviza la piel y la deja fresca y brillante.
  2. Pérdida de peso. Un gran beneficio de las duchas de vapor es la pérdida de peso que conlleva su uso. No solo pueden perder peso sentándose, sino que también pueden eliminar las cargas rutinarias del día a día y relajarse. Cierto es que no perderán un kilo cada que usen la ducha de vapor, sin embargo con el uso regular pueden ayudar a que su cuerpo pierda peso gradualmente y se vuelva más saludable. Pero, ¿Cómo es esto posible? Una ducha de vapor aumenta al metabolismo, lo que permite quemar más calorías dentro y fuera de la ducha. A través de la sudoración, se elimina el exceso de agua o desechos en cada sesión de vapor. Además, los niveles de estrés estarán cada vez más disminuidos; el estrés puede estar relacionado con desequilibrios hormonales, depresión y otras afecciones, como la alimentación emocional, lo cual puede afectar en gran medida la pérdida o el aumento de peso.
  3. Recuperación después del ejercicio. Tener una recuperación rápida y eficiente después de cualquier ejercicio es importante, ya que puede determinar qué tan bien se beneficia el cuerpo con la actividad física, qué tan rápido puede avanzar hacia más rutinas de ejercicios y por cuánto tiempo puede sentirse incómodo o adolorido. Son muchos los beneficios de los baños de vapor después de los esfuerzos físicos, entre los que destacan los siguientes: la circulación sanguínea mejora debido al ensanchamiento de los vasos sanguíneos durante las sesiones de vapor; se elimina el ácido láctico de los músculos que se acumula durante el ejercicio; puede ayudar a aliviar dolores y molestias de la vida cotidiana, así como de la actividad física rigurosa y la artritis; ayuda con la flexibilidad muscular. Cabe agregar que una ducha de vapor seguida de un baño frío ofrece los beneficios de terapias profesionales de frío/calor en todo el cuerpo.
  4. Manejo del estrés. Una razón por la que muchas personas recurren al uso de las duchas de vapor, ya sea en su casa, un gimnasio o un spa, es debido a su alto potencial de relajación y por ende a su considerable reducción del estrés. Pueden combinar una sesión de vapor con aromaterapia (es decir, con el uso terapéutico de aromas o fragancias) y música relajante para mayor efectividad y para darle un respiro a todos sus sentidos. Los beneficios de las duchas de vapor relacionados con el manejo del estrés son los siguientes: las sesiones de vapor pueden promover sueños profundos y reparadores; se reduce la tensión al fomentar la relajación; se adopta mentalmente una sensación de bienestar; se hace efectiva la fórmula mente feliz = cuerpo sano.

Con lo dicho tendrán algunos de los beneficios más notables de los baños de vapor. Esperamos que les haya gustado esta entrada de nuestro blog, no olviden ponerse en contacto con nuestra firma, Valvo, si desean las mejores instalaciones de vapor con excelentes diseños a un precio justo. Somos los mejores si se trata de este tipo de baños. Manténganse al pendiente de nuestras publicaciones. ¡Gracias por su visita!

Posts recientes
0

Escribe una palabra y pulsa enter