En blog

Una de las mayores dudas a las que se enfrentan quienes eligen mosaico para piscina es qué color es más conveniente. Si bien lo lógico sería que el color se elija a partir del gusto personal, lo que al final del día es el factor de mayor peso, hay algunos elementos que se deben tomar en cuenta para que armonice con el resto de los elementos y se tome la mejor decisión. Si ustedes se encuentran en ese difícil proceso de compra de piscina, los invitamos a que continúen leyendo, pues en esta ocasión les presentaremos algunos consejos que les serán de utilidad para elegir el color de los mosaicos para su piscina.

Las opciones de mosaico para piscina disponibles hoy en día son numerosas, lo que hace posible encontrar aquello que se adapte a lo que necesitan en cuestión de gusto y funcionalidad, pero que vuelve más difícil la tarea de tomar una decisión. La recomendación general que les hacemos es elegir productos de buena calidad y que sus tareas de instalación se realicen correctamente, esto les evitará problemas futuros que puedan requerir de un mantenimiento correctivo y la suspensión del servicio de la piscina, lo que implica un mayor gasto de dinero. Una vez cubierto el aspecto de la calidad, elegir las características estéticas del mosaico es el siguiente paso a seguir, y para ello se puede optar entre colores claros u oscuros, lisos o estampados, y distintas tonalidades según el estilo y tipo de efecto que se desee causar.

Para las piscinas que se encuentran en espacios exteriores, y que no cuentan con una cubierta de protección, es necesario tomar en cuenta el factor del daño ocasionado por factores como la exposición al sol, la suciedad y el viento y la decoloración natural que se da por el proceso de cloración necesario para mantenerlas en operación. En este tipo de piscinas lo más recomendable es no optar por colores oscuros, ya que en ellos serán mucho más evidentes los cambios por el paso del tiempo y la decoloración. En este punto, es necesario tener en cuenta que la decoloración en los mosaicos no se da de manera uniforme, ya que influyen factores como el sol y el viento, la profundidad de la piscina, entre otras cosas, así que el cambio de tono no se dará por igual en todo el mosaico. Por ello, en piscinas exteriores se recomienda optar por colores claros y buscar materiales que sean más resistentes a la decoloración. Los mosaicos se fabrican en cerámica, gresite y fibra de vidrio, entre otros, y cada uno de ellos presenta diferentes niveles de resistencia, lo que se recomienda consultar con el fabricante antes de realizar cualquier compra.

Los tonos más clásicos utilizados en piscinas son los azules y verdes, en los que su decoloración no es tan evidente gracias a que son muy claros, además de que permiten que el agua tenga una buena tonalidad. Sin embargo, estas no son las únicas opciones disponibles, los tonos arena, blancos y grises también son una buena opción. En este punto es importante tener en cuenta que la tonalidad elegida es potenciada por efecto del agua y se presentarán algunas variaciones cuando esté llena la piscina. Por ejemplo, con una tonalidad arena en el mosaico se puede obtener el efecto de un agua turquesa clara, mientras que los tonos blancos dan como resultado un agua de tonalidad azul o verde muy clara, y las superficies grises producen una tonalidad azul profunda. Si tienen dudas sobre cómo se verá el color del mosaico con el agua, les recomendamos consultar a un especialista, y en su caso hacer las pruebas necesarias para estar completamente seguros de su decisión.

Para elegir los colores y tonalidades de los mosaicos les recomendamos tomar una decisión respecto al tipo de efecto que quieren causar con la piscina; en términos generales nos encontramos con dos opciones, una piscina refrescante y una relajante. Los tonos azules invitan a usar la piscina y entrar y salir sólo para refrescarse, mientras que las tonalidades más clara en el agua invitan a pasar más tiempo en ella con la idea de relajarse. Estos efectos se dan de manera inconsciente pero puede ser una excelente guía para seleccionar los colores y tonalidades que más les convengan, según el tipo de uso para el que tengan destinada la piscina, el lugar donde se encuentra ubicada y quién la utilizará.

Hay otro aspecto que influye en el aspecto de la piscina, que es si los mosaicos son de color liso o estampados. Mayor uniformidad en la tonalidad del agua da una impresión de mayor espacio, por eso les recomendamos que si piscina es de tamaño reducido opten por un solo color. Sin embargo hay que tener en cuenta que las superficies uniformes hacen más evidente la presencia de suciedad, contrario a la que ocurre con los mosaicos estampados que pueden disimularlo un poco. Los mosaicos estampados se recomiendan para las piscinas de mayores dimensiones, pero en realidad en cuestión de gustos, sin importar el tamaño se puede elegir ya sea mosaicos lisos o con diseños distintos que le den un toque de estilo particular a la piscina.

Estos son sólo algunos consejos básicos para la elección de mosaico para piscina, pero como mencionamos a lo largo de la publicación, son muchos los factores que se deben tener en cuenta, como las dimensiones de la piscina, el tipo de uso para el que esté destinada, su ubicación y más específicamente hablando de las características de los mosaicos, el material con el que estén fabricados y las variaciones que presenta su color por el efecto del agua, así como los requerimientos de instalación. En futuras publicaciones en el blog de Valvo abordaremos estos y otros aspectos para que ustedes cuenten con una guía completa que les ayude a tomar la mejor decisión.

Les recordamos que en Valvo contamos con un extenso catálogo de mosaicos de la más alta calidad y que ponemos a su disposición. Si desean solicitar información detallada acerca de nuestros productos o asesoría en la elección de los que se adapten mejor a sus necesidades no duden en ponerse en contacto con nosotros, con gusto los atenderemos.

Posts recientes
0

Escribe una palabra y pulsa enter